Cardenal, Ernesto. Granada, Nicaragua, 1925. Es el poeta nicaragüense más notable del siglo XX, que ha influenciado profundamente a los escritores de todos los países de América Latina. Luego de bachillerarse en el Colegio Centroamérica de los jesuitas en Granada, viajó a México e ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. Se graduó en 1947 y se trasladó a Estados Unidos; durante dos años estudió literatura estadounidense en la Universidad de Columbia en Nueva York. Luego de un viaje por Francia y España, en 1950 regresa a Nicaragua. En breve inició, en conjunto con el poeta José Coronel Urtecho (1906-1994) un trabajo de traducciones de poesía estadounidense, hasta formar una voluminosa antología, publicada en 1963 por Editorial Aguilar. En 1952 fundó una pequeña editorial de poesía, El Hilo Azul, en la que publicó la poesía de varios poetas. En 1954 participó en un movimiento armado que intentó derrocar a Somoza. En 1956 experimentó una conversión religiosa y resolvió hacerse monje. En 1957 ingresó al Monasterio de Our Lady of Gethsemani, en Kentucky, Estados Unidos, donde Thomas Merton fue su maestro de novicios y su mentor espiritual. Abandonó la trapa en 1959 por problemas de salud y prosiguió sus estudios religiosos en el Monasterio Benedictino de Cuernavaca, México. En 1961 continuó sus estudios sacerdotales en un Seminario en la Ceja, Colombia. Fue ordenado sacerdote en Managua en 1965. En 1966 fundó una comunidad contemplativa en una isla del archipiélago de Solentiname en el Lago de Nicaragua. En esa comunidad se fomentó el desarrollo de cooperativas, se creó una escuela de pintura primitiva que ha sido muy apreciada en Nicaragua y en el extranjero, se creó un movimiento poético entre los campesinos, y lo más importante de todo fue el trabajo de concientización con base en el Evangelio interpretado revolucionariamente. En octubre de 1977, cuando se inició la primera ofensiva insurreccional, participaron en ella como guerrilleros un grupo de jóvenes de Solentiname, muchachos y también muchachas, los que asaltaron el Cuartel San Carlos. A raíz del asalto al Cuartel de San Carlos, la Guardia somocista, como represalia, destruyó la comunidad de Solentiname. Cardenal fue condenado en ausencia a muchos años de prisión. En el extranjero realizó muchos trabajos promoviendo la solidaridad de pueblos y gobiernos con la lucha de Nicaragua y del FSLN. En 1979, en los días finales de la insurrección, fue nombrado Ministro de Cultura por la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional. Desde esta institución impulsó un formidable programa de promoción cultural, que incluía, entre otros componentes, los famosos y controvertidos talleres de poesía. En el año 1980 fue acreedor al Premio de la Paz por los Libreros de Alemania Federal. En 1982 fue condecorado por el Gobierno de Nicaragua con la máxima Orden de la Liberación Cultural Rubén Darío. En 1985 recibió la Orden Augusto César Sandino en reconocimiento a sus servicios excepcionales a la Patria. Ha sido propuesto como candidato para el Premio Nobel de Literatura. Forma parte de la Academia Nicaragüense de la Lengua y de muchas otras asociaciones de índole cultural. En la década de 1990 se distanció de la dirigencia sandinista. Está dedicado de tiempo completo a sus labores artísticas: literatura y escultura. Bibliografía: La ciudad deshabitada (1946), Gethsemany Ky (1959), Hora 0 (1960), Epigramas (1961), Salmos (1964), Oración por Marilyn Monroe y otros poemas (1965), El estrecho dudoso (1966), Homenaje a los indios americanos (1969), Canto nacional (1972), Oráculo sobre Managua (1973), Cántico cósmico (1989), Telescopio en la noche oscura (1991), Vida perdida (1999), Los años en Granada (2002), Ínsulas extrañas (2003), La revolución perdida (2004). [Alforja núm. VII, XXII, XXV]