Campos, Marco Antonio. Ciudad de México, 23 de febrero de 1949. Poeta, narrador, ensayista y traductor, ha publicado los libros de poesía Muertos y disfraces (1974), Una seña en la sepultura (1978), Monólogos (1985), La ceniza en la frente (1979) y Los adioses del forastero (1996); las novelas Que la carne es hierba (1982) y Hemos perdido el reino (1987); los volúmenes de cuentos La desaparición de Fabricio Montesco (1977) y No pasará el invierno (1985), de ensayos Señales en el camino (1984), Siga las señales (1989), Los resplandores del relámpago (2000), El café literario en ciudad de México en los siglos xix y xx (2001) y Las ciudades de los desdichados (2002), y de entrevistas De viva voz (1986), Literatura en voz alta (1996) y El poeta en un poema (1998). Es autor del libro de crónicas De paso por la Tierra (1998) y del cuaderno de aforismos Árboles. Ha traducido y publicado en diversas casas editoriales libros de Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud, André Gide, Antonin Artaud, Roger Munier, Émile Nelligan, Gaston Miron (en colaboración con Hernán Bravo Varela), Gatien Lapointe, Georg Trakl, Reiner Kunze, Giuseppe Ungaretti, Vincenzo Cardarelli, Salvatore Quasimodo y Carlos Drummond de Andrade. El Tucán de Virginia publicó en 1997 su Poesía reunida (1970-1996). En la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido director de Literatura de Difusión Cultural, director en dos épocas del Periódico de Poesía, coordinador del Programa Editorial de la Coordinación de Humanidades e investigador del Centro de Estudios Literarios del Instituto de Filológicas. Fue lector de las universidades de Salzburgo y de Viena (febrero de 1988 a junio de 1991), profesor invitado de Brigham Young University (septiembre a diciembre de 1991) y de las universidades de Buenos Aires y La Plata (abril a junio de 1992). Impartió la cátedra Rosario Castellanos en la Universidad de Jerusalén (abril a junio de 2003). Ha sido cuatro veces becario del Colegio Internacional de Traductores Literarios de Arles, Francia (1994, 1995, 1996, 1998), y obtuvo la residencia artística en el área literaria de Montreal de junio a septiembre de 2004. En 2004 recibió la Medalla Presidencial Chilena Centenario Pablo Neruda. [Alforja núm. IX, XXXI]